Todavía quedan fresas en la Vallalta, y tenemos la receta perfecta para ellas

Esta receta es del antiguo blog de Milola, pero aprovechando que todavía quedan fresas aquí en la Vallalta, la rescato y ¡os la ofrezco!

Es imposible vivir en la Vallalta, y no comer fresas prácticamente cada día durante la temporada. Esta es la tierra de las mejores fresas que yo he comido nunca. Desde que vivimos aquí, no hay un viaje a casa de familiares o amigos donde no carguemos fresas en el coche. ¡Creo que no nos darían la bienvenida si no fuera así!

Apreciamos enormemente el placer de poder ir a comprarlas a casa del agricultor directamente, y que nos diga: ¡las acabo de coger! Son momentos de lujo absoluto. Esta semana hemos disfrutado de la visita de nuestros queridos amigos islandeses. Ver sus sonrisas cada vez que íbamos a llenar las cestas de fruta y verdura a casa del "pagès" nos hacía muy felices y nos recordaba la suerte que tenemos por vivir en este trocito de Mediterráneo.

Somos afortunados por poder disfrutar de la compañía de amigos con los que hemos compartido muchos años de vivencias en el extranjero, y a los que consideramos familia. Si además resulta que Karl Petersson es uno de los mejores fotógrafos gastronómicos en el mundo, y se ofrece a hacer las fotos, pues ya podéis imaginar lo bien que nos lo pasamos. En casa, rodeados de los pequeños de la familia, con fresas que hacía minutos estaban en la tierra. Nos lo hemos pasado genial, y al final, les pedimos a los peques que hagan de modelos de manos. Afortunadamente, Karl es un gran fotógrafo y consiguió la foto a la primera, porque el pastel duró el tiempo de ponerlo en la mesa!

 
Milola_0006.72.jpg
 

Hoy os hacemos una propuesta sencilla, con fresas y cacao. Hemos utilizado fresas "gaviota", que junto con la variedad "pájaro" son nuestras preferidas.

Este pastel de chocolate es uno de los que más hago en casa. Es sencillo, nutritivo, intenso, delicioso, y se puede usar de mil maneras: con fruta, con mermelada, con nata, con una crema de tiramisú, bañado con chocolate. Nosotros lo hacemos con aceite de coco, pero funciona igual con margarina vegetal no hidrogenada o mantequilla, si no te importa que tenga lácteos. Es por lo tanto sin gluten, sin lácteos, y sin azúcar refinado. Como no lleva chocolate, sino cacao, es también sin soja.

 
Milola_0004 72.jpg
 

PASTEL DE CHOCOLATE CON FRESAS

Ingredientes:

  • 55 gramos de almendra molida

  • 55 gramos de harina de mijo

  • 50 gramos de cacao puro, sin azúcar

  • 135 gramos de margarina vegetal no hidrogenada, o aceite de coco, o mantequilla, a punto pomada (esto significa que no está muy frío, sino que lleva la suficiente rato a temperatura ambiente para poder hundir el dedo y que deje marca).

  • 110 gramos de azúcar integral de caña

  • 120 gramos de yema de huevo

  • 180 gramos de clara de huevo

  • 60 gramos de azúcar integral de caña

  • Las semillas de ½ vaina de vainilla, o una cucharadita de extracto de vainilla.

Preparación:

Precalentar el horno a 170º. En un bol, mezclar las dos harinas, y tamizar el cacao. Mezclar.

Preparamos el resto de los ingredientes por separado.

Batir la mantequilla/margarina/aceite de coco y los 110 gramos de azúcar. Añadir la yema de huevo y mezclar hasta que quede cremoso. Añadimos la vainilla.

Batir las claras de huevo y el resto del azúcar hasta que consigamos un merengue firme.

Con una espátula de silicona, incorporamos el merengue y los ingredientes secos alternativamente, a la mezcla de la mantequilla, con movimientos envolventes para no perder aire y volumen, comenzando y terminando con el merengue.

Lo volcamos en un molde de 20 0 23 centímetros con papel de horno en la base y aceite en los laterales, y lo cocinamos durante 45 minutos aproximadamente o hasta que pinchar y salga el cuchillo limpio.

Lo dejamos enfriar antes de desmoldar. Una vez frío, llenamos la superficie de fresas y lo servimos en un chorrito de savia de arce.

 
Milola_0001.jpg